Saludemos a nuestrxs nuevxs amxs (EDITADO)

“Las gigantescas catástrofes que nos amenazan hoy no son acontecimientos elementales de orden físico o biológico, sino eventos psíquicos. En un grado bastante aterrador, somos amenazados por guerras y revoluciones que no son más que epidemias psíquicas. En cualquier momento, varios millones de seres humanos pueden ser golpeados por una nueva locura y entonces tendremos otra guerra mundial o una revolución devastadora. En lugar de estar a merced de bestias salvajes, terremotos, deslizamientos de tierra e inundaciones, el moderno ser humano es golpeado por las fuerzas elementales de su propia psique.” ~ CARL JUNG

También se dice aquello de “que seas paranoico no significa que no vayan a por ti”. La catastrofe epidémica está aquí por muy inflada que esté por medios de comunicación e intereses económicos.

Aunque peor será, sin mucha duda, la catástrofe económica y el consecuente e inevitable saqueo, esto no significa que no necesitemos la prudencia de vigilar y entender los mecanismos de nuestra mente que distorsionan nuestras percepciones y análisis. No es difícil proyectar prejuicios y cuestiones personales sobre temas que deberían ser analizados racionalmente, convirtiéndose al contrario en reptilianos, tierras planas y annunaki, como si la realidad no fuera bastante estúpida y aterradora.

Por otro lado, son estos mismos mecanismos los que son convenientemente aprovechados a través del marketing por los medios de comunicación (venta de noticias), agentes políticos (venta de ideologías) e intereses económicos (venta de fármacos y seguridad sanitaria). Quien invierte más, obtiene más beneficios y hay pocas industrias más potentes a nivel global que la industria farmacéutica. Imagino que sigue en el grupo de cabeza junto a las armas y el petróleo. Cualquiera de ellas es conocida por sus redes clientelares, nepotismo, cohecho, etc y en general cualquier actividad legal o ilegal de influencia (lobbismo).

Las farmafias y sus estructuras jurídicas se afanan en succionar dinero de impuestos y forzar políticas favorables. Es cuestionable la utilidad del estado si su función es ser la mesa de negociación de las grandes empresas y el grifo por el que los lobbies empresariales absorben dinero “público”. Esta idea es muy repetida por el anarcocapitalismo que insiste en que es el estado el que impide un libre mercado autorregulado y justo, favoreciendo este tipo de corrupción y competencia injusta.

El estado sería un cuello de embudo en el que convergen las distintas propuestas ideológicas y políticas para allí ser procesadas por la influencia de las grandes empresas. El voto y los gobiernos de representación son pues una apariencia que, de existir como agentes políticos, tienen una capacidad de acción irrisoria si asumimos que hay tal intención.

Aquí se puede acceder al informe del que habla el vídeo (en castellano):

“Un mundo en peligro”, el informe de 2019 hijo del memorandum “Del pánico y la negligencia a la inversión en seguridad sanitaria.”

No es una conspiración, es el mercado, la tendencia natural al oligopolio, la corrupción, la superacumulación de poder de redes de empresas farmacéuticas e instituciones sanitarias y una sanidad rendida al capitalismo neoliberal que prescinde de cualquier trabajo de prevención en salud y menos aún respecto a los determinantes sociales de la salud. Sobre esto último, recordemos que prevenir es mucho menos rentable que curar cronificar fidelizar clientes enfermos.

Si la humanidad capitalista neoliberal atraviesa la crisis de escasez energética y de recursos, la previsible revuelta social frente a la toxicidad del contexto socioeconómico y en definitiva lo que se ha llamado “singularidad”, conservando su infraestructura tecnológica, veo un futuro trans y post humano muy en las descripciones de los relatos de Crystal Express de Bruce Sterling. Para nuestra mente de homo sapiens, ese mono de mierda pagado se sí mismo, es un futuro frío y horrible pero quizá extintas ramas de nuestra familia evolutiva hubieran pensado igual de nuestro presente.

“La magia no se librará del ocultismo hasta que hayamos estrangulado al último astrólogo con los intestinos del último maestro espiritual” — Peter Carroll (Psybermagick)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s